Una imagen vale más que mil palabras

Artykuł w PDF

Autor: Stefano Nardone

 

Ya Paul Valéry había intuido que muy pronto nuestra comunicación se vería alterada por la incursión de las imágenes en nuestra cotidianidad. 

Comme l’eau,

comme le gaz, comme

le courant électrique

viennent de loin

dans nos demeures répondre

à nos besoins moyennant

un effort quasi nul, ainsi

serons-nous alimentés

d’images visuelles

ou auditives, naissant

et s’évanouissant au

moindre test, presque

à un signe. (P. Valéry, 1929)

Existe ya un aparato teórico que intenta dar cuenta de cómo hoy en día nos comunicamos y de cómo para ello, utilizamos códigos diferentes que se entremezclan y en los que se apoyan nuestros mensajes para que nuestros receptores interpreten correctamente nuestros comunicados No es el lugar este para presentar de modo exhaustivo las teorías sobre los textos multimodales y el impacto que están teniendo en nuestra comunicación (Kress, G., Van Leeuwen, T.  2001) más aún no podemos permitirnos el lujo de comentar cómo este cambio de nuestro modo de comunicar está entrando en las aulas, planteando nuevos retos para alumnos y profesores e impulsando un rápido ajuste de nuestra práctica docente para con las nuevas competencias, entre ellas, la ‘interpretativa’ que nuestros estudiantes deben aprender de manera conjunta con la lengua extranjera. 

En este breve artículo quisiera centrarme en los beneficios de cultivar en el aula de ELE una enseñanza que se apoye en materiales que estimulen los sentidos, en particular, las imágenes, sean estas dibujos, fotografías, fotogramas de película, folletos publicitarios, campañas de concienciación, infografías o cómic, no hay un límite claro a lo que vamos a considerar como lenguaje visual y en consecuencia, lenguaje.